« Home | BARRIOS EN LAS VENAS » | IMÁGENES »

ESCASAS MAÑANAS

Contra la corriente que le arrastraba nadaba en un caudaloso piélago tan estrepitoso como el sigilo más profundo... y cuando arribó al litoral del caos absoluto supino sobre los lechos de las ciudades de los mundos cuyos ojos cerrados navegaban en sueño, recogió los átomos de su cuerpo y se sentó recordando:
Solo. Como me acostumbrasteis desde tiempos arcaicos. Solo llorando aquellas ascuas que no cesan de caer de las cuencas de las latencias.
Solo. Me pregunto anhelado con un amor apuñalado en el jadeante pecho en silencio: ¿por qué

habéis extendido los horizontes de la mente\alma hasta donde alcanza la vista, y me habéis conducido hasta la bocacalle de este presente deshabitado... y allí me dejasteis?
¡solo!
Me pregunto arcanamente por dentro: ¿por qué? ¿por qué me enseñasteis a salir de mi cuerpo al volar hacia el camino que está por venir. A olvidarme de mi ente. A llenar mi boca con este sangriento amor y con tierra, a cubrirme la cabeza con ceniza de tristeza, a erguirme en la plaza de vuestro encuentro, a blasfemaros y después morderme la lengua... por qué?


¿por qué regasteis los huertos de mis ojos con sueño lactante que revolotea como un cuerpo etéreo que ve la oscuridad y se alimenta de la verdad... con la cabeza rapada y los pies descalzos.
Digo que veo en lo que veo en sueño olas niñas que sueñan con las fuentes y espigas que reivindican la paz.


Vosotros ya no sois vosotros ni yo ya soy yo... mas, a todos nos azotan las tempestades de esta galaxia desde que nos fue escrito caer en cuyo abismo al esparcirse nuestro planeta, este telúrico donde estamos, en la Vía Láctea de la diáfana perennidad humana.
¿Por qué me disteis vuestra bendición y el don de descifrar los enigmas de la letra y luego la visión, antes de abandonarme como un recién nacido al principio del camino?
¿qué puedo hacer yo en este absoluto infinito? Encendí las velas de mi imaginación, cuyas llamas se balancean como ramas y desperté las almas de homínidos con un sólo soplo de cuerno y anuncié emprender la caminata del sempiterno éxodo: aquellos impolutos hontanales de luz, este difumino de los colores de las bocas de la naturaleza, la arquitectura de las arañas, del musgo y de aquellas nubes costeras. La música del crepúsculo, de las mariposas, de los bosques de arbustos, de los árboles y la poesía. Los detalles de la fisonomía de los poros de las vidas, las generaciones y las arenas de los sedientos desiertos. Olfatear la sinfonía de perfumes de las plantas de las laderas, las planicies, las orillas, los oasis, los surcos, las cumbres de montañas y los oquedales de sándalo. Abrir los mieleros ojos para ver el mundo de un color que no lo ve el resto de los inmortales videntes despiertos al mismo tiempo y sorprenderse los oídos al escuchar esta estentórea voz profunda que se profiere desde las fauces de la conciencia de los poetas desde la infancia de este mundo que envejeció y se olvidó de su historia.
En nuestra constante caminata hacia la excelsitud no tenemos más camino que la creatividad. Y cuando nos cubre la luz surgida de las pupilas de los soles, cuyas despanzurradas áureas entrañas son sorbidas por nuestro cutis carnavalesco con infinita alegría y los rayos corren por las venas con el alborozo de los niños apretujándose a su salida de las aulas al mediodía.
Entonces se convierte el redoble de los latidos en un ritmo ecuatorial cuyas cascadas caen en nuestros internos paraísos.
Entonces los pasos que damos sobre la tierra se convierten en latidos\ósculos de amor que añoran esculpir los momentos, las palabras y los posicionamientos sobre la frente de la memoria de nívea blancura.
Entonces se empiezan a dar los primeros pasos sobre las brasas del rojizo volcánico camino
y empiezan las plumas de las alas a nacer.
En el camino el oreo murmulla sobre las afelpadas mejillas y la roseada llovizna perfuma el aire con sus rociados dibujos, los tremolantes pañuelos se bañan en la alberca del desplegado arco iris y las aves del paraíso, vestidas con la divina túnica de gala, cantan sus seguidillas en la pista de baile la noche de boda del universo que la naturaleza celebra cada día.
Las sirenas y los zagales peces y las estrellas, abren ruborosamente las ventanillas de sus alcobas como las finas amas de casa, supinas entre las jaimas de cemento implantadas en la llanura.
Las blancas reinas de las abejas besan las copas de las flores caídas en cascadas de néctar purpúreo y los árboles bambolean su silueta primaveral antes de entregarse a una danza sufí, tendiendo sus brazos al vacío que rodea, dibujando sus internas sensaciones en cada momento\baile que nunca se repetirá jamás. Las bandadas de grullas, gaviotas, hormigas, abejas, apacibles palomas y las venideras olas del mar, atavían los segundos de la vida de la eternidad con cuadros de remolino movimiento que ornamentan el escenario de la diáfana carpa ceremonial.
En los valles, las cobrizas esquilas tañen, colgadas alrededor de los cuellos de los hatajos, marcando el ritmo del coro melódico que mana y en las estepas silban los pequeños demonios del viento gitano con rasgada voz sus hechizantes canciones.
Dentro del cuerpo de la tierra, justo debajo de la piel, chirrían las profundidades del agua que todavía sueña con nacer algún día, allá, en la cuna del lodo donde se abrigará con los cerúleos cielos.
Mucho más lejos, más hondo, allá queda el gran volcán: el clamoroso corazón de la tierra, de donde vienen empujando las arterias de los océanos y los salados mares repletos de amor; y hacia donde se destinan las venas de los dulces ríos. En vuestro nombre, el volcánico corazón de la tierra lidera la orquesta de la existencia...
Solo.
Murcia

Enhorabuena por el estreno de tu blog, Antar!

Tus escritos dibujan hermosos sentimientos y paisajes.

Un abrazo!

Post a Comment

About me

  • I'm Antar H. A.
  • From
  • "De tanto amar y andar salen los libros, y si no tienen besos a legiones, y si no tienen sangre a manos llenas, y si no tienen mujer en cada gota, deseo, hambre, cólera, caminos; entonces no sirven para espada ni para escudo" Pablo Neruda
AUTOR

Estos textos son parte del libro OTROS CIELOS, que puedes adquirir poniéndote en contacto conmigo. Precio 15€ más gastos de envío.

antaron2002@yahoo.es

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters